Viva Belgrado son ese grupo que ha fichado por el sello Aloud. Ese grupo que hace apenas un año nos encandiló con el disco del que vamos a hablar: Carne, Flor. Un disco intenso que compaginan la visceralidad y la emotividad del Screamo con la épica sónica del postrock.

La verdad que en cuestión de género hacía tiempo que un disco no encandilaba tanto como es en el caso del Screamo, aunque en muchas de las formas llega a recordar a grupos del EMOcore de inicios de la década pasada. Si tuviera que elegir parecidos razonables, acudiría al screamo francés de Sed Non Satiata por la parte de las voces (en este caso la forma de gritar), o también de los españoles Corea. La épica postrockera siempre la he tenido un tanto más confusa, si bien las texturas de las guitarras también se ha llevado en los grupos anteriores mencionados, suponiendo uno mismo que sean una de las principales influencias.

Pero lo importante no es eso, lo importante en que el disco es un torbellino de épica y visceralidad que se transmite mediante su sonido y su lírica, que se fusionan de manera perfecta. Un disco sencillito de escuchar para los que buscan más que escuchar técnica, necesitan sensaciones, emotividad y épica todo junto bien mezclado, sin pretensiones de ninguna forma. El que te puedes perder de principio a fin ya que las canciones, sin tener nada que ver, siguen una secuencia que hace que escucharlo del tirón no es nada difícil.

¿Que canciones se recomendaría? TODAS, como se dice en inglés “From head to toe” pero tal para elegir probablemente… La verdad que es complicado pero por elegir la que probablemente le de el nombre al disco “Carne y Flor”, puesto que es la que guarda la verdadera esencia, crudeza y épica.

Anuncios